PARÁLISIS FACIAL

green flower

PARÁLISIS FACIAL: RECUPERA TU SONRISA

¿QUÉ ES LA PARÁLISIS FACIAL?

La parálisis facial consiste en la pérdida total o parcial de movimiento muscular voluntario en un lado, o en ambos, de la cara.

Se produce por un fallo en el nervio facial, que no lleva las órdenes nerviosas a los principales músculos de la cara.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO FISIOTERAPÉUTICO DEL DR. VILLARÓN?

 

El Dr.Villarón realiza una exhaustiva evaluación de la musculatura afectada del paciente.

Tras esta valoración y reconocimiento, el Dr. Villarón procede a la colocación de unas vendas adhesivas (vendaje neuromuscular), que producen activación de los músculos afectados.

Las vendas son de un tamaño menor a una tirita convencional y de color carne.

Con este tratamiento, se consigue desde las primeras sesiones, ver resultados.

Este tratamiento es totalmente compatible con la mayoría de otros tratamientos más convencionales (como electrodos y ultrasonidos).

 

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?


green flower

- Imposibilidad para levantar la ceja.
- No poder cerrar el ojo.
- Incapacidad para sonreir.
- Frente lisa.
- Mordida de la mucosa bucal.
- Acúmulo de alimentos en la parte posterior de la boca.
- Caída de la saliva.
- Alteraciones en la respiración nasal.
- Alteraciones en el habla, etc.

¿CÓMO SE ORIGINA?


green flower

Existen múltiples causas que pueden provocar una parálisis facial. Algunas de esas causas tienen un origen interno, mientras que otras, lo tienen de índole externa.

La parálisis facial más frecuente (en el 80% de los casos) es aquella que no tiene causa aparente (parálisis de Bell).

ENTRE LAS CAUSAS INTERNAS SE ENCUENTRAN:

 

- Tumores: a nivel del ángulo pontocerebeloso (neurinoma del acústico), los tumores del oído medio, los tumores en la base del cráneo o los tumores de la parótida.

- Los infartos.

- Malformaciones vasculares cerebrales.

CAUSAS EXTERNAS QUE PUEDEN PROVOCAR UNA PARÁLISIS FACIAL:

 

- Traumatismos craneales con fractura del hueso temporal.

- Ciertos agentes tóxicos y enfermedades metabólicas.

- Infecciones víricas y bacterianas, como por ejemplo el Herpes zoster.

- El frío.

- La yatrogenia (accidente quirúrgico).

EN PRIMERA PERSONA

green flower

julio

SONIA T.

El día 9 de septiembre de 2015 me operaron de dos tumores de parótida, provocándome una parálisis facial (axionotmesis moderada-severa).
Tenía la boca torcida, bebía con pajita y no podía cerrar el ojo.

Las opiniones sobre mi recuperación eran variadas, desde que recuperaría pero poco hasta que me hiciera a la idea porque con una axionotmesis no recuperaría nada.

Lo único cierto era que si en unos meses no conseguía cerrar el ojo debía someterme a una operación para ponerme un contrapeso y poder así cerrarlo.

Llegué a la consulta del Dr. Villarón con el ánimo por los suelos y pensando que la rehabilitación no iba a servir de nada, como ya me había advertido un cirujano maxilofacial.

El Dr. Villarón, revisó la electromiografía, y fue el primero que me explicó de manera clara y sencilla lo que tenia y como podía ayudarme con la rehabilitación.

Volví a la semana siguiente y me puso unas tiras en la zona paralizada según le iba yo haciendo muecas. Me pareció una tontería, que una cosa tan simple me pudiera hacer algo. Y ese mismo día 5 de noviembre, empecé a sonreír literalmente, ¡recuperé movilidad en la boca y ya no sonreía a medias!

A partir de ahí, volví cada semana, y en tres semanas más empecé a cerrar el ojo izquierdo, después a silbar, soplar y así hasta hoy 6 de febrero.

La axionotmesis ha pasado a ser de grado moderado, hay signos claros de denervación, mi aspecto es completamente normal y ¡¡yo hago uso de mi sonrisa más que nunca!!

 
 
green flower

El día 12 de febrero de 2015 mientras me encontraba dirigiendo a mis alumnos note que no podía articular bien las palabras y en unas horas me encontraba con la parte derecha de la cara completamente caída.

Dos días antes notaba un dolor intensísimo en el interior del oído que no me dejaba dormir. Cinco días más tarde, me comenzaron a salir unas pequeñas fistulas en el oído que confirmaban que padecía un Herpes zoster dentro del oído, llamado síndrome de Ramsay Hunt.

A raíz de esto comienza la gran pesadilla, desde que te miras por la mañana en el espejo y no reconoces a la persona que estás viendo, hasta no poder hablar correctamente, pestañear, comer y para mí lo más importante no poder tocar el saxofón, que es mi profesión.

Después de realizarme varias pruebas Tac, Electromiografía y la consulta del Otorrino. Éste en la segunda semana me comunica que me puedo quedar así y que posiblemente ya no pueda volver a tocar y que me plantee trabajar de otra cosa.

Por casualidad mi doctora rehabilitadora especialista en acupuntura me llevo a conocer al Dr. Villarón para probar la nueva técnica que está utilizando, unos vendajes adhesivos.

Comenzamos con la terapia semanal y la verdad nunca pensé que consiguiéramos en tan poco tiempo volver a poder sonreír recuperar el movimiento en el ojo y sobre todo lograr comenzar poco a poco a hacer sonar, de nuevo el instrumento.

Estoy muy agradecido por volver a ser yo de nuevo.

 

julio

JULIO R.

green flower

isabel

ISABEL P.

El pasado 26 de octubre de 2015 acudí al médico de cabecera con molestias en el oído y picores en la lengua, aparentemente tenía un grano infectado y en la lengua un sarpullido. Me recetaron antibióticos y colutorio para el sarpullido.

Al día siguiente me desperté por la mañana con parte de la cara como dormida, por lo que al trascurso de la mañana me dirigí al médico, este de inmediato me mando al hospital, donde me diagnosticaron parálisis Facial debido a Herpes zoster.

Durante el primer mes, me tuvieron que ayudar a caminar, ya que tenía afectado el vértigo, no fui consciente de mi aspecto físico hasta que desaparecieron los pitidos en el oído y el tan temido vértigo que hace que no te puedas valer por ti misma…

Me diagnostican axionotmesis moderada-severa, tratamiento de rehabilitación de un año, dándome esperanzas de una ligera mejoría. No podía cerrar el ojo, la boca torcida, complicaciones al comer, al beber, al hablar…

El 28-12-2015 acudí a la clínica del Dr. Villarón, y comencé el tratamiento.

En estos momentos, después de 9 sesiones, tengo la boca centrada (todavía me falta un poco para poder sonreír como antes). No parpadeo, pero por la noche cuando estoy relajada cierro el ojo y ya no necesito parche para dormir… poco a poco voy recuperando mi aspecto físico y lo que más me anima es que la gente que me rodea nota una gran mejoría.

Todavía me falta un poco para conseguir estar al 100%, pero gracias al Dr. Villarón sé que lo conseguiré.

 
 

CONCERTAR CITA

green flower

Telf./WhatsApp: 687 40 21 99
E-Mail: bgil.clinicavillaron@gmail.com
Dirección: Calle Alicante Nº25,
46004 Valencia